Circo

Circo

Planimetría y partes del complejo de culto imperial (J.F. MURILLO et alii, 2001)
Planimetría y partes del complejo de culto imperial (J.F. MURILLO et alii, 2001)

El circo de Colonia Patricia se construyó a mediados del siglo I d.C. en la zona extramuros oriental de la ciudad, junto a la Via Augusta. Estaba conectado visualmente con el templo de la calle Claudio Marcelo, del que sólo le separaba una terraza intermedia. Estos tres elementos conformaban una escenografía colosal al servicio de la imagen urbana del caput Baeticae y del culto al emperador.

El edificio de espectáculos, de grandes dimensiones, ocupó el sector central del actual barrio de la Axerquía. Conocemos parte de sus cimientos bajo los jardines del Palacio de Orive, en concreto de la cavea, o graderío. Estas gradas, que debieron acoger una cifra cercana a los 15.000 espectadores, rodearían perimetralmente la arena, dividida en sentido longitudinal en dos calles por la spina, en torno a la cual giraban los competidores.

Recreación tridimensional del complejo de culto imperial formado por templo, terraza intermedia y circo (AST)
Recreación tridimensional del complejo de culto imperial formado por templo, terraza intermedia y circo (AST)

En el circo tenían lugar las carreras de carros y de caballos (ludi circenses). Bigas y cuadrigas salían desde las carceres, en un extremo del circo, tiradas por dos o cuatro caballos y dirigidas por aurigas vestidos con los colores de una de las cuatro factiones en liza: pistrina (verde), albata (blanca), rossata (roja) y veneta (azul), fervientemente animadas desde las gradas.

El vencedor era coronado de olivo y salía por la Porta Triumphalis. El circo patriciense estuvo en uso hasta finales del siglo II d.C., cuando por razones que se desconocen fue rápidamente abandonado y desmantelado. No obstante, sabemos por la epigrafía de la celebración en Corduba de nuevos ludi circenses a principios del siglo III. Es posible por tanto que le sucediera un segundo circo de fábrica, no documentado aún, o que se utilizaran estructuras efímeras.


Bibliografía

MORENO ALMENARA, M. (2004): “Arqueología. Nueva hipótesis sobre la ubicación del segundo circo de Corduba”, Arte, Arqueología e Historia, 11, pp. 55-60.

MURILLO REDONDO, J. F. et alii (2001): “El circo oriental de Colonia Patricia”, en T. NOGALES Y F. J. SÁNCHEZ-PALENCIA (coord.), El circo en Hispania romana, Madrid, pp. 57-74.

MURILLO REDONDO, J. F. et alii (2003), “El templo de la C/ Claudio Marcelo (Córdoba). Aproximación al foro provincial de la Bética”,Romula 2, Sevilla, pp. 53-88.

VAQUERIZO GIL, D. (2003): Guía Arqueológica de Córdoba, Córdoba.

VENTURA VILLANUEVA, A. (1997): “La recuperación de la Córdoba romana: los edificios de espectáculos” en Vivir las ciudades históricas. Coloquio Internacional sobre ciudades modernas superpuestas a las antiguas, 10 años de investigación, Badajoz, 33-54.

VENTURA VILLANUEVA, Á. (2004), “Edificios de espectáculos”, en X. DUPRÉ (Ed.), Las capitales provinciales de Hispania. 1. Córdoba, Colonia Patricia Corduba, Roma, pp. 63-79.