Acciones Integradas (AI) 2009: Códoba y Colonia. Dos Capitales Provinciales Romanas y su Legado Material

ACCIONES INTEGRADAS (AI) 2009: CÓRDOBA Y COLONIA. DOS CAPITALES PROVINCIALES ROMANAS Y SU LEGADO MATERIAL
Financiado por el Servicio General de Programas Internacionales. Ministerio de Ciencia e Innovación. Convocatoria de 2009.
Duración: 2010-2011 Referencia: DE2009-0065
Organismo: Universidad de Córdoba Centro: Facultad de Filosofía y Letras
Departamento: Historia del Arte, Arqueología y Música Responsable: Prof. Dr. Desiderio Vaquerizo Gil

La revisión conjunta y la comparación del legado material de dos capitales provinciales romanas, Colonia Patricia (Córdoba) y Colonia Claudia Ara Agrippinensium (Köln), así como de los resultados que su estudio ha producido hasta la fecha, constituyen el objetivo principal de la colaboración científica que aquí se expone. Dicho cotejo de la evidencia arqueológica se presenta, ciertamente, muy interesante, puesto que aquellas dos ciudades, a pesar de sus diferentes condicionantes naturales, desarrollaron estructuras urbanísticas similares y mantuvieron entre sí afinidades culturales, debido a su pertenencia al Imperio romano y a su común función de capital de una provincia. No obstante, mediante la contrastación de los datos arqueológicos, se pondrán también de manifiesto las respectivas particularidades locales y la diferente evolución urbana que ambas conocieron durante la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media. A través de actividades conjuntas, como visitas a excavaciones o a museos, ponencias y talleres de trabajo, podrán suscitarse discusiones en torno a piezas, hallazgos, dataciones e interpretaciones. Además de ello, se espera llevar a cabo un intercambio de opiniones y experiencias sobre aspectos metodológicos de la investigación y acerca de los problemas que plantea la conservación del patrimonio arqueológico. Una atención especial recibirá la valoración de la cultura material romana conservada en las dos ciudades como firme expresión de un mensaje de unidad política y diferenciación sociocultural.

Las actuales ciudades de Köln (Alemania) y Córdoba (España) han evolucionado a lo largo de los siglos a partir de sendas colonias romanas situadas junto a un gran río. Ambas urbes actuaron en la Antigüedad como lugares de control de grandes territorios del occidente romano, desempeñando un papel significativo, aunque diferente, a partir del nuevo orden establecido por Augusto en el conjunto del Imperio. Mientras que Corduba, con un importante pasado republicano, alcanzó por entonces el rango de colonia con el nombre de Colonia Patricia, amplió su superficie hasta el Guadalquivir y se convirtió en capital de la rica provincia Hispania Ulterior Baetica, Köln fue refundada por Augusto y actuó como centro de la, entonces en proyecto de formación, provincia Germania. Tras la derrota de Varo en el año 9 d.C., que desbarató dichos planes, la ciudad del Rin sólo obtendría el rango de colonia bajo el emperador Claudio; y únicamente después de la creación de la provincia Germania Inferior por Domiciano logró convertirse, de hecho, en capital de una provincia romana .

Como demuestran sus abundantes testimonios arqueológicos, las dos ciudades conocieron notables procesos de monumentalización constructiva a comienzos y mediados de la época imperial, manteniendo también su importancia, pese a las transformaciones urbanas acaecidas, durante la Antigüedad Tardía. En esa época se convirtieron en sedes episcopales y acuñaron monedas para sendos estados germánicos: Köln para los francos y Córdoba para los visigodos. En la etapa altomedieval, tras la conquista islámica, Córdoba conoció de nuevo un importante desarrollo urbano y alcanzó preeminencia en el contexto del Mediterráneo occidental como capital de Al-Andalus. Una situación parecida, aunque retardada en el tiempo, se constata también en Köln, que, tras recuperarse de las incursiones de los francos en el siglo V d.C., se convirtió en la Alta Edad Media, y hasta el final del periodo medieval, en un centro religioso y en la ciudad más importante de Alemania.

Como consecuencia, pues, de su larga y destacada trayectoria histórica, las dos ciudades han conservado un rico legado arqueológico que proporciona información sobre sus cambios urbanísticos y arquitectónicos a lo largo del tiempo o sobre la representación del poder y de las clases dirigentes (a través de sus estatuas e inscripciones); pero también acerca de la autorepresentación de sus habitantes en sus casas y, sobre todo, en sus tumbas. Los pequeños hallazgos ofrecen con frecuencia datos interesantes sobre la vida cotidiana de sus ciudadanos. Desde hace décadas, todos estos testimonios materiales vienen siendo estudiados por investigadores adscritos al Área de Arqueología de la Universidad de Córdoba y al Instituto de Arqueología de la Universidad de Colonia, respectivamente.

En este sentido, el Archäologisches Institut de Köln no sólo se ha ocupado de la arquitectura, la escultura o la pintura mural de época romana, sino también de restos más modestos como las fíbulas, la cerámica o el vidrio. Algo similar cabe señalar respecto a Córdoba, donde el Área de Arqueología de la Universidad ha tratado temas de investigación parecidos, sin dejar a un lado el estudio de los restos arqueológicos pertenecientes a los periodos tardoantiguo y medieval.

La colaboración científica y académica que aquí se plantea tiene por tanto entre sus objetivos principales la presentación conjunta y la comparación de resultados de las investigaciones arqueológicas realizadas hasta la fecha, o actualmente en fase de ejecución, sobre las dos ciudades mencionadas. Con ello se pretende que los dos grupos colaboradores establezcan entre sí vías de diálogo, discusión y reflexión sobre hallazgos, objetos, cronologías e interpretaciones; pero no sólo en relación a cuestiones científicas concretas, sino también a aspectos metodológicos esenciales de la investigación o a los problemas derivados de la conservación y difusión del patrimonio arqueológico en ciudades históricas. De ese modo, los contactos entre ambos centros de investigación podrán ampliarse y enriquecerse considerablemente en el futuro.

En otro nivel del proyecto, y a través de reuniones comunes, se procederá al análisis y a la valoración conjunta de la cultura material de época romana procedente de ambas ciudades (sin perder de vista tampoco los testimonios tardoantiguos y medievales), como expresión de unidad política y de diferenciación social. Mediante las imágenes, la arquitectura y los objetos cotidianos se reflejó en estas dos ciudades, muy alejadas entre sí geográficamente, la unidad política del Imperio romano, conseguida y garantizada por medios militares y administrativos. Ello se puede rastrear, por ejemplo, en la infraestructura urbana o en los medios de autorepresentación imperial, que remite a decisiones políticas tomadas consciente y deliberadamente. Pero la aceptación de las formas de vida romanas no fue ni mucho menos homogénea ni total. Antes al contrario, se evidencian preferencias locales y formas específicas de asimilación; además, y pese al centralismo político, durante siglos actuaron también las tradiciones culturales locales. Junto a las diferencias regionales, en las dos poblaciones se aprecian asimismo manifestaciones de distinción social, como sucede, entre otros ámbitos, en el arte funerario y en los testimonios materiales de la vida cotidiana.

Por tanto, la comparación entre la realidad arqueológica de Colonia Patricia y Colonia Claudia Ara Agrippinensium resulta sumamente interesante, pues ambos lugares, a pesar de sus diferentes condicionantes, configuraron estructuras urbanísticas similares y características culturales comunes, debido a su pertenencia al Imperio romano y a su común función de capitales provinciales. No obstante, se pondrán de manifiesto igualmente las  particularidades locales y la diferente evolución urbana experimentada por Córdoba y Köln durante los periodos tardoantiguo y altomedieval. La perduración pero también la ruptura de las formas clásicas en ambas ciudades será una de las principales cuestiones a tratar en relación a dichas etapas.

De este modo, el proyecto solicitado entronca con una línea de investigación desarrollada en la actualidad tanto en España (casos, por ejemplo, de Valencia o Barcelona) como en Europa (Portugal, Italia, Francia o Inglaterra): el estudio arqueológico diacrónico de ciudades históricas con un pasado romano importante y un notable desarrollo en la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media.